Rusia inició ejercicios militares más grande de su historia

Rusia inició ejercicios militares más grande de su historia

Corriente Alterna.- Rusia inició este martes los ejercicios militares Vostok 2018, los mayores realizados desde 1981, con la participación de más de 300.000 uniformados, 36.000 tanques, transportes blindados de infantería y otros vehículos de combate, más de 1.000 helicópteros, aviones y drones.

Las maniobras, que se prolongarán hasta el próximo día 17, constarán de dos etapas: en la primera se llevará a cabo el despliegue de fuerzas en el Extremo Oriente, en el Pacífico Norte y el mar del Norte, y en la segunda se verificará la interacción de las distintas fuerzas en operaciones defensiva y de ataque.

Los ejercicios se desarrollan en cinco campos de entrenamiento del ejército, cuatro bases aéreas y sectores en el Mar del Japón, el Estrecho de Bering y el Mar de Ojotsk.

Zvezda, el canal de televisión del ministerio de defensa ruso, informó que uno de los objetivos clave es practicar el despliegue rápido de miles de tropas, así como de aviones y vehículos, desde el oeste de Rusia hasta las regiones orientales, a lo largo de miles de kilómetros, lo que implica, además, ensayos de reabastecimiento de combustible en pleno vuelo de aviones de combate.

El ministro de Defensa, Serguei Shoigú, calificó estos ejercicios como los más importantes desde las maniobras Zapad-81 (Oeste-81), realizados en 1981, “tanto por la superficie que cubren como por el número de fuerzas y órganos de mando militar que participan”.

“En el curso de la maniobras la acción de las tropas se desarrollará en conformidad con el acuerdo entre Rusia, China, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán para el fortalecimiento de la confianza en el ámbito de militar en la zona fronteriza”, señaló el Ministerio ruso de Defensa este martes en un comunicado.

Rusia aseguró que los ejercicios no afectarán la seguridad de otros países y destacó su importancia para garantizar la seguridad nacional.

Las maniobras se producen en un momento de elevada tensión entre la OTAN y Rusia. A finales de agosto el portavoz interino de la OTAN, Dylan White, expresó su preocupación por la gran escala del simulacro que podría servir de preparación para un gran conflicto.

Sin embargo, el viceministro de Defensa ruso, Alexandr Fomín, acalró que Vostok 2018 no van dirigidos contra la OTAN. Formín aseguró que hay una “ausencia completa y evidente de mínimas señales de agresión y actuación dirigidas contra la OTAN tanto en las anteriores como en las futuras maniobras de las Fuerzas Armadas de Rusia”.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló que los ejercicios son “un proceso rutinario que se realiza en el marco del trabajo anual para el desarrollo de las Fuerzas Armadas rusas”.

“Se trata de ejercicios rutinarios y el perfeccionamiento de la coordinación y habilidades de nuestras Fuerzas Armadas”, dijo Peskov.

Los ejercicios contarán con la participación de China, que envió 3.200 soldados, vehículos blindados y aviones, al igual que Mongolia, que hizo lo mismo con algunas unidades militares.

Observadores de 57 países, así como la misión de enlace de la OTAN y de la representación de la Unión Europea, presenciarán las maniobras, que contarán con la asistencia del presidente ruso, Vladímir Putin.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *