Ronald Acuña Jr. consiguió marca de toleteros inmortales

Ronald Acuña Jr. consiguió marca de toleteros inmortales

Corriente Alterna.- La temporada de Ronald Acuña Jr. apunta inexorablemente hacia el premio Novato del Año de la Liga Nacional. El novato venezolano de 20 años es un prodigio con el madero capaz de lograr proezas en el plato que solo han conseguido peloteros que tienen un nicho en el Salón de la Fama de las Grandes Ligas en Cooperstown.

En la doble jornada del lunes, los Bravos de Atlanta barrieron a los Marlins de Florida para apoderarse del primer lugar de la División Este de la Liga Nacional, gracias a los batazos de vuelta completa del oriundo de La Sabana en el estado Vargas.

Acuña Jr. la desapareció en su primer turno en el juego inicial ante el lanzador venezolano Pablo Lórpez para comandar el primer triunfo de los furiosos de la ciudad de Georgia 9-1 sobre los floridanos.

No conforme con su tablazo, en el segundo juego la volvió a botar ante los lanzamientos del dominicano Merandy González, también en su primera visita al plato que encaminó la nueva conquista de 6-1 ante los Marlins.

“Simplemente encontré la pelota”, dijo Acuña, restándole mériitos a la proeza que solo tres jugadores habían conseguido antes que él. “Le doy gracias a Dios por la oportunidad de hacer historia yo mismo”, añadió en declarciones a MLB.com

Dos de sus atencesores en este inusual registro tienen una placa en Cooperstown: Rickey Herdenson, el mejor primer bate en la historia de las Grandes Ligas, y Harry Hooper, una leyenda que brilló en los jardines de los Medias Rojas de Boston y los Medias Blancas de Chicago entre 1909 y 1925.

El último que había dado jonrones en su primer turno en doble cartelera había sido Brady Anderson con los Orioles de Baltimore el 21 de agosta de 1999. Henderson lo hizo cuando vestía el uniforme de Oakland ante los Indios de Clevelan el 5 de julio de 1993, y los tablazos de Hooper son tan antiguos como la MLB misma. Se produjeron el 20 de mayo de 1913 en los choques de Boston ante los desaparecidos Senadores de Washington, de acuerdo a las estadísticas de la empresa Elías Sports Bureau.

Con el par de tablazos del lunes, Acuña Jr. llegó a 17 jonrones con los Bravos, cuatro de ellos en partidos consecutivos, lo que lo convirtió en el pelotero más joven en las Grandes Ligas en conseguir esta hazaña que estaba en poder de otro toletero nativo: Miguel Cabrera.

Además quedó a un cañonazo más de igualar el récord para un novato con la franquicia de Atlanta que estableció el curazoleño Andruw Jones en 1997 a los 20 años.

El tórrido bateo del jardinero se ha producido luego del Juego de las Estrellas, cuando fue colocado como primero en el orden al bate. De los 17 vuelacercass que ha disparado, 10 de ellos llegaron en la segunda mitad de la temporada como abridor del lineup de los Bravos.

El lunes se fue de 8-5 con dos cuadrangulares, cinco fletadas, cinco anotadas, dos boletos y su octavo robo de su campaña admirable.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *