Republicanos mantendrán el control del Senado durante dos años más

Republicanos mantendrán el control del Senado durante dos años más

Corriente Alterna.- Los republicanos retuvieron el control del Senado en las elecciones de este martes al desbancar a demócratas en Indiana y Dakota del Norte, y le otorgaron un triunfo al presidente Trump al garantizar que permanecerán como los guardianes de su agenda conservadora durante dos años más.

A pesar del efecto divisivo de Trump entre los votantes, el Partido Republicano aprovechó su enorme popularidad entre los votantes de derecha en los estados rurales. Mantuvieron escaños en el sur, la región centro-norte y el oeste, y se aseguraron al menos una porción de 50-50 en el Senado, suficiente para otorgarles el control a los republicanos debido a que el vicepresidente Mike Pence, como presidente del Senado, definiría cualquier empate.

Los republicanos se abrieron paso a la victoria derrotando a los demócratas Joe Donnelly en Indiana y Heidi Heitkamp de Dakota del Norte. También conservaron escaños fuertemente disputados en Texas, en donde el senador Ted Cruz logró derrotar al representante Beto O’Rourke, un liberal con excelente financiamiento, y en Tennessee, en donde prevaleció la representante Marsha Blackburn.

El triunfo republicano en el Senado toma una mayor importancia debido a que los demócratas tienen una buena oportunidad de arrebatarles a los republicanos el control de la Cámara de Representantes, reseñó AP.

Eso le daría al Senado el papel de bloquear las iniciativas demócratas provenientes de la Cámara de Representantes en todos los aspectos, desde el sistema de salud hasta una posible derogación al recorte de impuestos a las personas de mayores ingresos, que el Partido Republicano promulgó el año pasado.

Eso también dejaría al Senado como la vitrina para exponer los objetivos republicanos en materia fiscal y de presupuesto, comercio, restricciones migratorias, nominaciones judiciales y oposición a la ley de salud que promulgó el presidente Barack Obama.

Los republicanos iniciaron la jornada con una mayoría en el Senado de apenas 51-49. Pero las matemáticas estaban a su favor. Los demócratas y sus dos aliados independientes defendían 26 escaños, por solo nueve de los republicanos.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *