Posición del Papa sobre Venezuela genera críticas en iglesia católica

Posición del Papa sobre Venezuela genera críticas en iglesia católica

Corriente Alterna.- En Venezuela, un país de mayoría católica, a muchos no les ha caído muy bien la postura que mantiene el papa Francisco frente al gobierno de Nicolás Maduro, y veladamente o en público le han exigido una posición más dura y frontal, según reseñan medios internacionales.

Las críticas en algunos casos han sido más extremas. Los reconocidos dibujantes venezolanos Eduardo Sanabria (EDO) o Roberto Weil han plasmado el malestar de la población en mordaces caricaturas del pontífice en la que lo muestran indiferente ante la crisis o propiciando un diálogo con el mandatario nacional, quien aparece sosteniendo un garrote con su mano y mostrando una pistola humeante sobre la mesa.

El cardenal venezolano, Baltazar Porras salió este miércoles en defensa del papa tras la divulgación de una misiva que le envió al jefe de Estado en la que expresó que no estaban dadas las condiciones para una mediación del Vaticano en la crisis política, según lo reportó el diario italiano Corriere della Sera.

Porras dijo en una entrevista radial que la Iglesia católica no está en contra de ningún sector político en Venezuela, sino que su labor es buscar la unión y que se alcance una solución pacífica.

“El Vaticano siempre ha estado dispuesto a ayudar y a intermediar a lo largo del tiempo”, afirmó el cardenal, y agregó que no se debe asumir la postura de la Iglesia de no estar con ninguna de las partes como que “nos estamos lavando las manos”. “La función primordial y más como creyentes y como pastores es buscar la unidad”, acotó.

El escrito del pontífice se da luego de una carta que le mandó el mandatario izquierdista pidiéndole su facilitación para un diálogo.

Algunos analistas y periodistas especialistas en temas del Vaticano han reconocido que para el papa Francisco el caso venezolano se ha vuelto una crisis difícil de manejar aunque trabaje silenciosamente para lograr una salida pacífica.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *