El papa Francisco invitó a la Iglesia a renovarse

El papa Francisco invitó a la Iglesia a renovarse

Corriente Alterna.– Tras presidir la primera misa del año en la que se celebra de modo especial a la Santa Madre de Dios, el Papa Francisco lamentó que haya “mucha dispersión y soledad a nuestro alrededor”.

El mundo está totalmente conectado, pero parece cada vez más desunido“, advirtió ante fieles y peregrinos reunidos este martes en la Plaza de San Pedro.

Con evidente preocupación por el panorama actual, el obispo de Roma llamó la atención sobre “un mundo que mira al futuro sin mirada materna es miope. Podrá́ aumentar los beneficios, pero ya no sabrá́ ver a los hombres como hijos. Tendrá́ ganancias, pero no serán para todos. Viviremos en la misma casa, pero no como hermanos”.

En su homilía, Francisco instó a los católicos a dejarse guiar de nuevo como cuando las madres guían a sus hijos.

Según el Papa  “en ocasiones, mostrarse malvados parece incluso signo de fortaleza. Pero es solo debilidad. Necesitamos aprender de las madres que el heroísmo está en darse, la fortaleza en ser misericordiosos, la sabiduría en la mansedumbre”.

El sumo pontífice señaló que hay que iniciar este año nuevo con actitud de asombro. “Porque la vida es un don que siempre nos ofrece la posibilidad de empezar de nuevo”, declaró.

“También la Iglesia necesita renovar el asombro de ser morada del Dios vivo, Esposa del Señor, Madre que engendra hijos. De lo contrario, corre el riesgo de parecerse a un hermoso museo del pasado. De ser una Iglesia-museo”, indicó.

El Papa recordó que este 1º de enero es la Jornada Mundial de la Paz, que este año tiene como lema “La buena política está al servicio de la paz”, e invitó  a “no pensar que la política está reservada solo a los gobernantes: todos somos responsables de la vida de la ciudad, del bien común. La política es buena en la medida en que cada uno hace su parte al servicio de la paz. Que la Santa Madre de Dios nos ayude en este compromiso diario”.

El Año Nuevo llega tras un 2018 desastroso para el papa, que comenzó con el estallido de un escándalo por abusos sexuales y terminó con la sorpresiva renuncia del portavoz del Vaticano y su adjunta en una muestra de discordia y disfuncionalidad dentro de la Santa Sede.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *