EEUU impone nueva ronda de aranceles a China

EEUU impone nueva ronda de aranceles a China

Corriente Alterna.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó la imposición de aranceles del 10% por valor de 200.000 millones de dólares a productos chinos a partir del próximo 24 de septiembre.

En un comunicado difundido por la Casa Blanca, el Mandatario agregó que esos gravámenes aumentarán al 25% a partir del 1° de enero.

Trump también advirtió que si China toma represalias contra los agricultores o industrias estadounidenses, “inmediatamente buscaremos la fase tres, que son aranceles sobre importaciones adicionales por aproximadamente 267.000 millones de dólares”.

Beijing ya adelantó que impondría represalias, si se concretaba este plan, que significaría que cerca de la mitad de las importaciones de Estados Unidos con China quedarían bajo aranceles.

“Si Estados Unidos adopta nuevas medidas sobre derechos aduaneros, China tomará medidas de represalia para defender sus derechos e intereses legítimos”, avisó lunes Geng Shuang, portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

Tras la decisión del mandatario estadounidense, China está revisando sus planes de enviar una delegación a Washington para nuevas conversaciones, informó hoy martes el South China Morning Post citando una fuente gubernamental en Beijing. Un regulador chino dijo que la medida “envenenó” la atmósfera para las negociaciones.

La semana pasada el gobierno chino dijo que celebraba la apertura de las autoridades estadounidenses y su disposición a recomenzar el diálogo, pero según la prensa, China cancelaría cualquier tipo de diálogo si los nuevos aranceles entran en vigor.

El asesor de la Casa Blanca dijo que “Estados Unidos sigue abierto a un diálogo, como lo he dicho en todo momento”, declaró, insistiendo en que los chinos deberían aceptar algunas concesiones.

Washington ya impuso gravámenes por un 25% a un millar de productos chinos cuya importación a Estados Unidos representa un monto anual total de 50.000 millones de dólares. Unos 34.000 millones de dólares ya estaban gravados desde julio, y Washington extendió a fines del mes pasado los aranceles a otros 16.000 millones de dólares de bienes importados de China.

En un par de tuits, Trump defendió este lunes su política comercial. “Los aranceles colocaron a Estados Unidos en una posición de negociación muy fuerte, con miles de millones de dólares y trabajo fluyendo a nuestro país. Y aún así, el aumento de costos ha sido casi imperceptible”, escribió.

Por su parte, el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, aseguró hoy que depende de China tomar acciones para sostener negociaciones comerciales.

“Lo que proponemos es tener negociaciones constructivas con China para resolver problemas fundamentales. Así que el tema de si o cuándo sostendremos una discusión, crucialmente, depende de ellos”, afirmó en una entrevista con la cadena de televisión CNBC.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *