Economista Buniak: "no ahorre en bolívares, pero pida prestado a los bancos"

Economista Buniak: “no ahorre en bolívares, pero pida prestado a los bancos”

Corriente Alterna.- El economista Leonardo Buniak considera que “en las coyunturas actuales no es factible ahorrar en bolívares, puesto que la espiral hiperinflacionaria, la cual está prevista para finales de este año en 1.000.000%, según el Fondo Monetario Internacional, no permite que los capitales tengan el mismo valor en los meses siguientes”. 

Según medios locales, Buniak señaló que la banca en Venezuela no tiene capacidad crediticia para proporcionar un impulso a la renovación económica nacional en divisas extranjeras, pero en bolívares el grueso financiero sí se encuentra “capitalizado” de acuerdo con los requerimientos mínimos que exige la legislación.

Por ello invitó a la población a “pedirle prestado a los bancos en bolívares”, pues reiteró que pese a no tener capital suficiente en dólares, “en este momento la banca tiene muchos bolívares (…) En otras palabras, no ahorre en moneda nacional pero pida prestado”. 

Por otra parte, Buniak cifró en 15 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) el déficit fiscal en Venezuela, alertando además que cada uno de estos puntos “puede generar hasta 30% de inflación y como es geométrico, es altamente hiperinflacionario”, siendo, a su juicio, “casi imposible disminuirla”.

“Es casi imposible disminuirla de un momento a otro porque habría que tener una reducción dramática del gasto público, con un costo social enorme, además de incrementar los ingresos fiscales vía tributación,lo que tendría un costo político inmanejable, generando crisis de ingobernabilidad, alertó.

Advirtió que la liquidez monetaria, expresada en bolívares soberanos, al cierre del 28 de agosto de 2018 es de Bs.S 66 mil 700 millones, equivalentes a 6.6 billardos de bolívares fuertes.

Constató que en diciembre de 2016, la liquidez se ubicó en 100 millones de bolívares soberanos, un año después en Bs.S 1.273 millones, por lo que aseguró que en 18 meses, la liquidez monetaria ha crecido un 64.000%.

“Y eso es de origen fiscal, emitido por el BCV para dotar a los agentes económicos para adquirir bienes y servicios que no se han producido y eso es fuente inagotable de inflación”, comentó.

Para el economista, las medidas económicas que anunció el presidente Nicolás Maduro son “extremadamente frágiles” para soportar la hiperinflación, debido a que las mismas siguen manteniendo un control de cambio.

Pese que en Gaceta Oficial extraordinaria se restableció la libre convertibilidad del dólar respecto al bolívar en todo el territorio nacional y cesan las restricciones en materia de operaciones cambiarias, se mantiene la existencia de leyes que igualmente regulan el funcionamiento de un mercado libre.

“Sí existe un control de cambio. Ciertamente se restablece la libre convertibilidad del dólar con el bolívar y cesan las restricciones porque fue derogada la Ley de Ilícitos Cambiarios, sin embargo, todavía conservamos diversas leyes como Ley Orgánica Contra Delincuencia Organizada, el Código Penal, la Ley de Bancos y Ley del BCV; que tienen elementos con qué castigar cualquier operación fuera del sistema”, aseguró.

En ese marco, Buniak explicó que con las medidas y con la imposición del nuevo convenio cambiario anunciado por el ministro de Economía y Finanzas, Simón Zerpa el pasado 7 de septiembre, “vamos a una suerte de calle ciega” porque todo se obliga a realizarse mediante el Banco Central de Venezuela, a una tasa que estipule la institución.

Buniak prevé que el plan de recuperación económica fracase debido a la falta de credibilidad que éste posee en la población venezolana. “Se necesita mucha credibilidad y si queremos hablar de libre convertibilidad en Venezuela, tiene que morir hoy el Dicom”, fustigó.

No obstante, rechazó que el vicepresidente de Economía, Tarek El Aissami, anunciara la continuación de este programa de cambio y cuestionó que una persona vaya a vender dólares a una tasa de 60 Bs.S habiendo otras alternativas en el denominado “mercado criminal”.

A su juicio, es necesario un plan de financiamiento con el FMI, con el Banco Mundial y los multilaterales. Buscar 20 mil millones de dólares para financiar las importaciones de medicinas y alimentos para ayudar al 67% de la población que lo requiere (…) y requerimos financiamiento del FMI y asistencia técnica para darle credibilidad al programa y podamos regresar a los mercados internacionales, pero todo esto pasa por modificar el discurso político”, exaltó.

El economista explicó que ante la creciente inflación que golpea la economía venezolana, el Gobierno nacional tiene dos opciones para “sobrellevar” la carga que trae consigo dicha espiral, advirtiendo una posible “ruptura” del anclaje del bolívar al petro, criptomoneda creada por el Estado, dadas las mismas circunstancias económicas.

“El Gobierno, frente a una ruptura del anclaje, tiene dos opciones, una es mantener el salario en 1.800 igual pero va a tener que devaluar al petro contra el dólar. Decirle al mundo que lo devaluaste, lo que tendrá un gran peso político (…). La otra es devaluar al bolívar contra el petro (…) al final, vas a tener que subir el salario mínimo y decirle al sector privado que deberá pagar más millones”, problema que pretende solucionar el Gobierno nacional “con mayor emisión de dinero inorgánico del BCV”. 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *