De Argentina llega Cruz del Sur, un vino de potente personalidad

De Argentina llega Cruz del Sur, un vino de potente personalidad

Aquilino José Mata.- Cruz del Sur es la constelación más conocida y fácilmente visible en el cielo del hemisferio Sur. Sirve de brújula a los viajeros, pues sus estrellas marcan la dirección del Polo Sur. Que un vino argentino lleve esa denominación es toda una declaración de intenciones, ya que además de ser un homenaje a este grupo de brillantes cuerpos celestes, indica igualmente la intención de una bodega en guiar el paladar de los amantes de los buenos vinos.

Ahora los vinos Cruz de Sur llegan al mercado venezolano de la mano de la Corporación Askar. Estos caldos son producidos por la Federación de Cooperativas Vitivinícolas de Argentina (Fecovita), que asocia a 29 cooperativas integradas por más de 5 mil productores y elaboradores vitivinícolas, que invierten en la composición varietal de los viñedos en base a las necesidades del mercado.

Los vinos Cruz del Sur representan el primer producto realizado de manera directa por Fecovita, que ofrece al consumidor caldos de calidad a precios razonables y elaborados con estrictos controles de calidad. En nuestro país ya es posible adquirir los que a continuación describiremos:

Cruz del Sur Reserva: Para los seguidores de aromas y sabores con personalidad y recuerdos del terruño, Cruz del Sur presenta su Chardonnay Reserva, de color amarillo con tonalidades verdosas. En nariz es intenso y la presencia de manzanas verdes y frutas del trópico están en perfecto equilibrio con una suave nota de vainilla. En boca el impacto es dulce y untuoso, bien balanceado por la acidez, sabores afrutados y un tostado que le confieren excelente y prolongado final. Se recomienda la temperatura de servicio entre 6º y 8º C.

Malbec Reserva: La emblemática cepa argentina tiene su representación con este Reserva que proviene de la zona del oasis del departamento de Tupungato, en la provincia de Mendoza, a 1200 metros sobre el nivel del mar. Gracias a los suelos de origen aluvional y a la gran amplitud térmica entre el día y la noche de este terroir se obtiene un Malbec de altísima calidad. El tiempo de crianza es de 12 meses en barrica de roble francés. Es violáceo con reflejos azules muy profundos de gran intensidad. Al olfato se perciben ciruelas y fresas combinadas con chocolate y vainilla aportados por el roble. En boca es sedoso, de taninos suaves y largo final. Debe servirse entre 16º y 18º C.

Cabernet Sauvignon Reserva: También de Tupungato en un terroir de gran amplitud térmica y suelos de origen aluvionales. Le hace honor a la cepa que se mantuvo 12 meses en barricas de roble francés y luego 6 meses en botella. Resaltan notas violáceas intensas con aromas a especias y frutos rojos que recuerdan a la fresa, en equilibrio exacto entre la fruta fresca y chocolate, aportados por su estadía en roble. Al degustarlo se siente sedoso, untuoso, equilibrado y final persistente. El servicio ideal es entre 17° y 18° C.

En la categoría de varietales jóvenes con presencia, Cruz del Sur presenta un Chardonnay que a la vista destaca su amarillo brillante e intenso, con tonos verdes bien marcados. En nariz es delicado pero a la vez intenso, de acentuadas notas florales en armonía con la fruta. Con entrada dulce en boca, es fresco, bien balanceado, de estructura media y persistente final. Óptimo para ser bebido a temperaturas no superiores a los 10º C.

Los viñedos de Cruz del Sur Chardonnay están ubicados en el departamento de Junín, a 650 metros sobre el nivel del mar, cosechados manualmente y fermentados con levaduras finamente seccionadas a temperatura controlada.

El Malbec proviene de uvas cultivadas en los departamentos de San Martin, Junín y Rivadavia, al Este de la provincia de Mendoza. La utilización de uvas de diferentes suelos, climas y regiones con inviernos muy fríos, veranos calientes, noches frescas y suelos pobres de materia orgánica regados con agua proveniente de la Cordillera de Los Andes, hace posible un producto de excelente calidad.

De color rojo rubí intenso y brillante, tiene un aroma complejo a frutas rojas. Destacan la ciruela, cereza y uvas pasas. En boca presenta taninos dulces pulidos y muy equilibrados. Interesantes frutas rojas donde se resalta la ciruela. La temperatura ideal de servicio es entre 16° y 18° C.

También de la provincia de Mendoza, pero del departamento de Maipú, son las uvas cultivadas para el Cabernet Sauvignon, que a la vista destaca su rojo violáceo profundo, con matices bastante oscuros. Se nota la presencia de frutos rojos y pimienta negra. En boca tiene estructura robusta, con taninos maduros, acidez equilibrada y una astringencia adecuada. Se recomienda servirlo entre 16° y 18° C.

El envasado del Cabernet Sauvignon es realizado sin contacto con oxígeno a través del uso de gas inerte (CO2 o Nitrógeno), evitando la oxidación o aparición de microorganismos. Al igual que los otros vinos de la zona, el uso de cepas de diferentes suelos y climas con inviernos inclementes, veranos muy calientes pero con noches frescas y suelos pobres de materia orgánica regados con agua de la Cordillera de Los Andes, hace posible un producto de altísima calidad.

Los viñedos del Merlot crecen a 1000 metros sobre el nivel del mar, en el departamento de Maipú. La cosecha es manual y la fermentación se hace con levaduras seleccionadas a temperatura supervisada. La maceración es prolongada en tanques de acero inoxidable. Resalta el brillante rojo rubí con reflejos violáceos. De aromas complejos a frutas rojas y pimientos frescos, en este Merlot sobresale el casís y las notas de especias. Los enólogos recomiendan descorcharlo 20 minutos antes del servirlo y degustarlo a una temperatura entre los 16º y 18º C. Instagram: @askarvinos

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *