Canelo y Golovkin disputan la revancha más esperada del boxeo

Canelo y Golovkin disputan la revancha más esperada del boxeo

Corriente Alterna.- Gennady Golovkin y Saúl “Canelo” Álvarez tuvieron que seguirle los pasos a un circo la última vez que se enfrentaron hace un año.

La función de payasos estelarizada por Floyd Mayweather Jr., y Conor McGregor semanas antes le hizo sombra a una pelea del título mediano que resultó ser de alta calidad. Golovkin y Álvarez protagonizaron una pelea de verdad y que tuvo de todo salvo a un ganador.

Los dos vuelven a medirse la noche del sábado en una pelea de revancha en Las Vegas que promete ser mejor. Los títulos de las 160 libras vuelven a estar en juego al tratar de definir lo que no pudieron en el empate en septiembre del año pasado.

Y ahora es algo personal.

El dopaje de Álvarez hizo posponer la revancha, pautada para mayo en principio. También prendió un debate que dejó a Golovkin cuestionando abiertamente la excusa de la carne contaminada en México y sobre si Álvarez estaba limpio en el primer pleito.

Para fortuna de Golovkin, el kazajo no ha tenido que escuchar mucho a su rival. Solo una vez han coincidido en una sala desde el anuncio de la pelea, en la conferencia de prensa previa que se realizó el miércoles. Álvarez quedó tan irritado por las declaraciones de Golovkin que declinó hacer el tradicional cara a cara con Triple G para los fotógrafos.

Cuando vuelvan a toparse esta noche lo harán con un rencor que no se vio en la primera pelea.
Un acuerdo de último minuto resolvió el conflicto por la bolsa. “Canelo” cobrará 30 millones de dólares, 10 millones más que Golovkin con los 20 mil boletos agotados en el T-Mobile Arena, en una pelea que será televisada con pago por ver a un costo 84.95 dólares en los Estados Unidos.

Ahora la revancha tiene que estar a la altura de todo el ruido mediático. Eso quiere decir que ambos deberán arriesgar más que en la primera pelea, reñida y entretenida pero sin caídas o golpes memorables.

Golovkin, campeón mediano durante ocho años, está acostumbrado a noquear a todos. Pero sufrió 12 asaltos ante Daniel Jacobs y con Álvarez. Varios creen que sus virtudes han empezado a decaer a los 36 años. Álvarez tiene a su favor la experiencia de sobrevivir los 12 asaltos con Triple G. Ambos púgiles irán con todo para definir quién es el mejor libra por libra.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *