Aceites de oliva Virgen Fratelli, gustosos y saludables

Aceites de oliva Virgen Fratelli, gustosos y saludables

Aquilino José Mata.- La primera recomendación de la dieta mediterránea es utilizar el aceite de oliva virgen extra como principal grasa de adición. Es un alimento rico en vitamina E, betacarotenos y ácidos grasos monoinsaturados que le confieren propiedades cardioprotectoras. Representa un tesoro, pues ha perdurado a través de siglos en las costumbres gastronómicas regionales, que ostentan un sabor y aroma únicos.

El consorcio F.J. Sánchez Sucesores y sus productos Fratelli Sanma son líderes en el mercado mundial en producción, envasado y comercialización de aceites de oliva y aceitunas. La buena noticia es que están presentes en el mercado nacional de la mano de Corporación Askar.

El consorcio familiar F.J. Sánchez Sucesores, con sus productos Fratelli Sanma, se ha dedicado a la búsqueda de la esencia de la dieta mediterránea a través de la investigación y creatividad en unas modernas fábricas equipadas con tecnología de punta, lo que la ha ubicado entre las empresas líderes del sector.

El aceite de oliva Virgen Extra 100% Fratelli Sanma, de categoría superior, es obtenido directamente de aceitunas mediante procedimientos mecánicos, respetando absolutamente el medio ambiente y la naturaleza. Este producto presenta una acidez libre máxima, expresada en ácido oleico de 0.8 % y cumple con todas las características establecidas para su alto rango en el Reglamento de la Comisión Europea, que regula con estrictas normas la comercialización del aceite de oliva.

El aceite de oliva Virgen Extra (aove) Fratelli Sanma, de acidez muy baja, tiene buena intensidad y ofrece un sabor inigualablemente agradable. Se utiliza en el consumo doméstico y en la industria alimentaria, tanto en crudo para sazonar ensaladas, como en la elaboración mayonesas y salsas, frituras, guisos y asados. Las industrias transformadoras lo emplean para conservas, salsas enlatadas o en el procesamiento de margarinas.

El aceite de oliva Virgen Fratelli Sanma, también 100% puro, solo contiene aceites que se han sometido a tratamientos de refinado y los que provienen directamente de aceitunas en una mezcla de aceite de oliva virgen y de aceite de oliva refinado. El grado de acidez libre no supera el 1% e igualmente cumple con todas las normas del Reglamento de la Comisión Europea.

Este producto es igualmente demandado para el consumo doméstico y en la industria transformadora para elaborar insumos que requieren grasas de alta calidad.

Ambos aceites de oliva Fratelli Sanma, tanto el Virgen Extra como el Virgen, se recomienda conservarlos lejos del calor y en sitios oscuros. Instagram: @askarvinos y @fjsanchezsucesores

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *